Inicio » Animales y Mascotas » CONOCE AL LOBO MEXICANO

CONOCE AL LOBO MEXICANO

El lobo mexicano es la subespecie más pequeña de las 30 subespecies de Norteamérica. Su hábitat se podía dar en diversos sitios, desde zonas desérticas y semiáridas hasta bosques, extendiéndose por México, Texas y Arizona, ocupando un amplio territorio que posteriormente se vio muy reducido.

Los lobos adultos pueden medir hasta 1.8 metros de longitud  y una altura es de 60 a 80-81 centímetros hasta los hombros, y su peso oscila en torno a los 25-40 o 41 kilogramos.

Su cuerpo tiene dimensiones ligeramente mayores a las de un pastor alemán. Su pelaje es de color negro y crema, sus ojos, de tono amarillo, profundo y brillante.

Por lo general, son animales de hábitos nocturnos y su dieta se basa en venados, borregos, antílopes, liebres y roedores.

Poseen un sentido del olfato muy desarrollado, y un sentido del oído muy agudo.

Su comunicación se basa en 3 elementos: vocalizaciones, exhibiciones visuales (como gestos del rostro y posturas del cuerpo) y marcas de olor, que se realizan gracias a las glándulas en ciertas partes de su anatomía.

La especie solo se reproduce una vez al año y tras un periodo de gestación de 65 días aproximadamente, los lobos mexicanos nacen ciegos y sordos, por lo que durante las primeras semanas no salen de la madriguera. La madre los amamanta y limpia la madriguera, mientras el macho los protege a pocos metros. En su etapa de desarrollo, tras terminar el periodo de mamar, los cachorros ingieren alimento regurgitado por los padres.

En la actualidad, el lobo mexicano está extinto en estado salvaje según la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Cabe mencionar que en el siglo XX, la reducción de sus presas naturales como los ciervos causó que los lobos atacaran ganado, situación que produjo agresivas campañas de exterminio por parte de agencias gubernamentales de los Estados Unidos, así como la caza desmedida de ganaderos mexicanos. Hacia el año 1950, el lobo mexicano prácticamente había desaparecido en estado salvaje.

Los esfuerzos de recuperación comenzaron a finales de la década de 1970 tanto en Estados Unidos como en México, donde se inició un programa de recuperación en cautiverio. El plan ha logrado que, a finales de 2012, se estimaba que vivían 75 lobos en las zonas de recuperación, y posteriormente, en 2014, se produjo el primer nacimiento de un lobo en entorno salvaje tras su reintroducción en la naturaleza.

Actualmente  hay un total de 37 lobos devueltos a la vida libre, desde su primera reintroducción en 2011. Este gran esfuerzo por recuperar una especie extinta en el medio silvestre, representa el compromiso de México y Estados Unidos con la protección de su biodiversidad.

 

Autor: RockChio
Etiquetas