DESCUBREN EN SIBERIA LOS RESTOS INCREÍBLEMENTE CONSERVADOS DE UNA CRÍA DE CABALLO EXTINTO HACE 40,000 AÑOS

Fue en el cráter Batagaika de Siberia conocido como la puerta al mundo subterráneo, donde un equipo de investigadores dio con algo sorprendente: un pequeño potro tan increíblemente conservado que parecía estar durmiendo. Sin embargo, la cría de caballo murió hace mucho tiempo, entre 30,000 y 40,000 años, durante el Paleolítico Superior.

El equipo, formado por científicos de Japón y Rusia y capitaneados por el Museo Mammoth en la Universidad Federal Noreste de Yakutsk, cuenta que la pista la dieron residentes locales. Según el jefe de laboratorio del museo, Semyon Grigoryev:

“Este es el primer descubrimiento en el mundo de un caballo prehistórico de una edad tan joven y con un nivel de preservación sorprendente”

Los primeros análisis muestran que el potro tenía entre 2 o 3 meses de vida cuando murió. Un animal cuyo pelaje, cola y pezuñas marrón oscuro estaban intactos. Incluso sus órganos internos fueron preservados  por el congelamiento del suelo. Era un Equus lenensis (conocido como el caballo Lena) un animal que vagaba por la región a finales del Pleistoceno, ahora extinto y conocido a partir de los restos momificados encontrados.

Para su análisis, los investigadores tomaron muestras de pelo, líquidos, fluidos biológicos y muestras de suelo de donde se encontró para realizar una batería más extensa de pruebas, incluida una autopsia completa para determinar cómo murió. Curiosamente, no hubo heridas visibles en su cuerpo.

Según el investigador Grigory Savvinov: “A los expertos que participaron en las expedición se les  ocurrió la hipótesis de que el potro podría haberse ahogado después de meterse en una especie de trampa natural”.

Habrá que esperar a la autopsia para averiguar más sobre cómo vivía el potro.

[sam_pro id=1_3 codes=”true”]

Entradas relacionadas