EL TRAJE DE IRON MAN ES UNA REALIDAD

El sueño de volar con el exoesqueleto motorizado de Iron Man se hizo realidad. El traje se fabricó y vale como una casa.

El traje lo fabricó el inventor británico Richard Browning un excomerciante de productos básicos, ahora líder de la compañía Gravity.

Pero, para tenerlo, se necesitan los recursos financieros de Tony Stark. Para tener el traje hay que pagar la módica suma de $446,000. Salió a la venta en Selfridges en el high-end de Londres.

El exoesqueleto motorizado de Ironman comprende cinco motores a reacción, una estructura impresa a 3D, una pantalla frontal para mostrar los niveles de combustible restantes. Este invento es lo más cercano al traje de un superhéroe de cómic en la vida real. El sistema tiene una velocidad récord de 51 kilómetros por hora.

Richard Browning dijo en una entrevista para Digital Trends que “Muchas modificaciones ocurrieron desde 2017, aprendidas en los vuelos en eventos. Fusionamos los dos motores traseros en uno grande, mejoramos la eficiencia y la potencia, lo hicimos más pequeño y cambiamos la geometría del brazo de una manera que hizo una gran diferencia en cuanto a la estabilidad”.

Browning dijo que no se necesita ninguna licencia de conducir para volar en el traje y que el entrenamiento toma unos minutos no más. “Un piloto con un entrenamiento de cinco minutos logró flotar por los aires muy felizmente, sin problemas.  Mucho depende del estado físico y las aptitudes, pero no es necesario ser un superhéroe o un superhumano para volar en este traje.” Esto sucede porque el traje está preparado para lograr un balance y estabilidad innatos, por eso se hace simple manejarlo.

[sam_pro id=1_4 codes=”true”]

 

 

 

Entradas relacionadas