Hábitos que no sabías que te provocaban ojeras, y cómo evitarlos

Uno de los defectos más vistosos y más difíciles de remover son, sin duda alguna, las ojeras. Pero encontrar la solución a los problemas es mucho más sencillo cuando sabes exactamente qué los está provocando. Por tal motivo, te decimos qué factores y hábitos que tienes te provocan la aparición de las horribles ojeras, y cómo puedes evitarlas.

Probablemente hay cosas que haces que te provocan ojeras

1. ESTAR MUCHO TIEMPO FRENTE AL MONITOR

“Leer demasiado la pantalla de nuestro dispositivo electrónico, de los ordenadores y de los móviles aumenta de una forma mucho más rápida nuestro envejecimiento ocular y, además, crea ojeras”, nos explica la experta de Eve Lom y Rodial. ¿La solución? Mantener la pantalla de cualquiera de estos dispositivos a unos 50 centímetros de distancia y descansar la vista cada hora en el trabajo.

2. LECHE DE CARDO

Esta es una planta que posee propiedades antioxidantes que ayudan a limpiar el organismo y mejorar el funcionamiento del hígado, que puede ser el responsable de algunas afecciones en la piel, y en este caso, las ojeras. Este puede tomarse como suplemento alimenticio, recomiendan expertos de Abundance & Health.

3. VERDURAS DE HOJA VERDE Y VITAMINA C

La alimentación es parte fundamental en la aparición de las ojeras, por eso debes de  mantener una dieta sana que evite surjan esos problemas. Según la Fundación Española del Corazón, el incremento en el consumo de alimentos ricos en hierro es la clave para mejorar la oxigenación de los tejidos.

Hojas verdes y cítricos pueden prevenir las ojeras.

Estos se encuentran en las verduras de hoja verde (como las espinacas). Además, es importante consumir Vitamina C, como los cítricos, los pimientos y los tomates. Así que, a comer más ensaladas.

4. ¿CREMA PARA LAS HEMORROIDES? NO, POR FAVOR

Probablemente hayas escuchado o leído que las cremas para hemorroides ayudan en la eliminación de las ojeras por su efecto vasoconstrictor; no lo hagas, por favor.

“Para mi este truco queda totalmente prohibido. La zona del contorno de ojos es súper sensible, y que además, está muy cerca de la mucosa del ojo. Estas pomadas que han sido creadas para una zona del cuerpo totalmente diferente no deben nunca entrar en contacto con la zona del contorno de los ojos”, advirtió la experta.

5. EL TRUCO DEL ALGODÓN

Uno de los trucos de efecto inmediato para el contorno de los ojos, para una cita, por ejemplo, son algodoncillos con loción hidratante.

“Humedece unos algodoncitos en loción hidratante, deposítalos en el congelador unos minutos y aplícalos a continuación sobre tus ojos”.

“El frío realiza una vasoconstricción y provoca una aceleración del riesgo sanguíneo deshinchando el párpado”, explica la experta Claudia Di Paolo.

Para finalizar, masajea la zona

6. MENOS CAFÉ

Aunque lo tomes para mantenerte despierta y activa, la realidad es que en muchos casos su consumo puede producir falta de sueño y, por tanto, afectar de forma directa a la aparición de ojeras oscuras.

Reduce el consumo de café.

7. UN MASAJE

Algunos productos para disimular las ojeras son efectivos cuando se usan de manera constante, pero hay que aplicarlos siempre con un pequeño masaje muy suave en la zona para promover el drenaje, reducir la coloración y evitar que nuestra circulación quede retenida.

8. NO USES LA HIDRATANTE FACIAL EN ESTA ZONA

Tal y como explica Di Paolo, “estas cremas tienen demasiado de todo (grasa, nutrición, hidratación…). Si la piel del contorno de ojos absorbe demasiado producto se inflará de agua porque no puede sintetizar el producto y aparecerán bolsas”, explica.

9. DUERME BIEN

Quizás sea el paso más importante y necesario para evitar este problema. Las horas de sueño que nos damos a diario deben de ser suficientes para descansar y evitar que aparezcan las ojeras. Y no solo eso, debemos de hacerlo un hábito. Es decir, de nada sirve que entre semana te apliques y duermas 8 horas, si el fin de semana te vas a reventar y dormir sólo 3 horas.

Dormir poco provoca ojeras.

“El organismo empieza a adquirir un hábito y si lo cambiamos de forma repentina nuestro cuerpo se vuelve loco produciendo estrés. Y donde primero aparece es en la piel y en la zona del contorno de ojos”, explica Gamarra.

 EL COLOR DE TUS OJERAS DEFINE QUÉ LAS CAUSA

Aunque no es una regla exacta, observar la tonalidad de la ojera te puede indicar por qué se están produciendo: las moradas tienen una alta predisposición a ser ojeras genéticas, mientras que las verdes o azuladas aparecen por un mal descanso y las rojizas suelen ser propias de la edad.

Fuente:

[sam_pro id=1_5 codes=”true”]

Entradas relacionadas