LA PRISIÓN MÁS GRANDE DE SERBIA SE VUELVE UN REFUGIO PARA PERROS CALLEJEROS

Los responsables aseguran que su intención es ayudar a la resocialización de los encarcelados a través de su trabajo con los perros y al tiempo tratar de resolver un gran problema en la ciudad.

[sam_pro id=1_6 codes=”true”]

 

Un refugio para perros callejeros ha sido instalado en la prisión de Sremska Mitrovica, la más grande de Serbia, y el cuidado de los animales ha sido encomendado a una docena de presos con un doble propósito: potenciar la resocialización de los reclusos y ayudar a solucionar un gran problema en la ciudad como es la proliferación de perros callejeros. Numerosos prisioneros de la prisión de Sremska Mitrovica, situada en la ciudad homónima, al noroeste de Belgrado, sufrieron abusos, torturas y asesinatos durante las Guerras de Yugoslavia. Hoy se desarrolla un proyecto ejemplar entre sus muros.

“Trabajar con animales es genial, el tiempo pasa mucho más rápido”, expresa un recluso

El refugio abrió en noviembre de 2017 y, desde entonces, los reclusos limpian las instalaciones y alimentan, pasean y entrenan a unos 260 perros que antes vagaban por las calles, según informó The Associated Press. “Hacemos todo lo que haríamos de forma habitual con nuestros propios perros.

La idea del proyecto consiste en fomentar la empatía de los prisioneros mediante la interacción con los animales, que aprendan nuevas habilidades y que puedan aplicarlas en el futuro, según han explicado las autoridades penitenciarias.

Este importante proyecto está siendo un ejemplo para el mundo.

Posted by Revista National Geographic en español on Saturday, January 5, 2019

Entradas relacionadas