MÉXICO BUSCA LA CURA A LA INFELICIDAD

“¿Cómo te sientes hoy?”, interpela un cartel a los jóvenes que entran al Hospital de las Emociones, en Ciudad de México. Se trata de una de las cinco clínicas que abrió el Gobierno de la capital desde el 2013
Ansiedaddepresiónadicciones, salud física, problemas de nutriciónembarazos en adolescentes y prevención del suicidio son algunos de los temas que se atienden a diario en estos espacios que brinda atención psicológica, integral y gratuita para las personas de entre 12 y 29 años de edad.
En 2015 el INJUVE realizó un estudio a 1, 675 jóvenes de las 16 delegaciones de la CDMX a través de la “Consulta de Tendencias Juveniles” con el fin de conocer sus principales demandas en cuanto a salud emocional. ¿El resultado? Más del 50% de los encuestados presentó infelicidad e inestabilidad emocional.

Es por esto que se crearon cinco unidades del Hospital de las Emociones, clínicas atendidas por psicólogos del INJUVE quienes, en un ambiente amigable y respetuoso, ofrecen orientación profesional y ética para fortalecer la salud emocional y prevenir situaciones de riesgo en la vida de la población juvenil.

Varias son las dificultades que enfrenta para el futuro el Hospital de las Emociones. El otro gran desafío que enfrenta el INJUVE es la continuidad de este proyecto ante la llegada de un nuevo partido al gobierno de la ciudad el próximo 1 de diciembre. A su favor, el Hospital de las emociones tiene el reconocimiento internacional. En marzo de este año la ONU premió al programa por su innovación, bajo costo y gran impacto con miras a cumplir los objetivos de la Agenda 2030.

Además, durante estos cinco años diferentes países, como España o Colombia, se han acercado a través de la Coordinación General de Asuntos Internacionales de Ciudad de México a conocer las clínicas con intención de reproducirlas en otras ciudades. Con esto sobre la mesa, el ejecutivo entrante deberá decidir si este proyecto, sin precedentes en el mundo, valen la escasa inversión.

 

 

 

Entradas relacionadas