NIÑO DUEÑO DE “CHIMUELO” MUESTRA A SUS DEMÁS MASCOTAS

El vídeo del trágico y divertido funeral de Chimuelo, un periquito australiano, se convirtió en el primer viral del 2019. En las imágenes, su dueño, Renato Barrera de 13 años se despide de su mascota cantando una canción mientras entierra una pequeña tumba para el ave. 

El improvisado funeral de Chimuelo se ve interrumpido por Cleo, una de las 26 mascotas de Barrera y su familia. La perra, de raza Weimaraner, toma el cuerpo del pájaro de su tumba con la intención de comérselo. Entonces, Barrera y su hermano de ocho años la persiguen. “Suelta a mi Chimuelo… No te voy a dejar respirar hasta que abras la boca”, le dice el niño.  Lo que para muchos llegó a parecer una escena de maltrato animal no puede estar más alejado de la realidad.

Según informa el diario El Tiempo de Colombia, Renato se crió en el campo y vive en una parcela en San Javier de Loncomilla, una comuna del centro de Chile. Allí reside junto a su familia y 26 mascotas más.  Seis perros, cuatro cotorras australianas, dos aves de ninfas, un loro inseparable, un hurón, nueve ratones de laboratorio, una tortuga, un caballo y un erizo conviven con la familia de este niño amante de los animales que, según el medio colombiano, está seguro de que quiere estudiar medicina veterinaria. 

[sam_pro id=1_6 codes=”true”]

 

Este amor por los seres vivos fue precisamente el que le llevó a adoptar a Chimuelo. En entrevistas que concedió luego de que el vídeo del funeral del pájaro se volvió viral el niño contó que compró a su periquito en una tienda de mascotas cuando este tenía dos meses.  En el establecimiento le advirtieron que el periquito nació con una deformidad genética que impidió que desarrolle correctamente sus alas, por lo que sería imposible que vuele. Fue por ello que Renato nombró Chimuelo al pájaro, se inspiró en el filme ‘Entrenando a tu dragón’, cuyo protagonista tampoco podía volar.  El niño contó que el tiempo que vivió junto a su Chimuelo fue de un año y medio.

Entradas relacionadas