Inicio » Nota Roja » TERRIBLE EXPLOSIÓN EN TLAHUELILPAN, HIDALGO, POR UN DUCTO HUACHICOL, HAY 21 MUERTOS Y MÁS DE 70 HERIDOS

TERRIBLE EXPLOSIÓN EN TLAHUELILPAN, HIDALGO, POR UN DUCTO HUACHICOL, HAY 21 MUERTOS Y MÁS DE 70 HERIDOS

Una fuerte explosión en una toma clandestina de combustible en el municipio de Tlahuelilpan, en el Estado de Hidalgo, ha dejado este viernes al menos 21 muertos y 71 heridos, según ha confirmado el gobernador de la entidad, Omar Fayad.

Unos 200 habitantes se habían desplazado con bidones para intentar tomar el combustible que se acumulaba en el suelo, a pesar de que según el alcalde del municipio, Juan Pedro Cruz, los policías y militares que trataban de acordonar la zona les habían pedido que se retirasen del lugar. “Eran hordas de personas que, por llevarse una cubeta de hidrocarburo, pueden perder ha vida”, ha remarcado Fayad en declaraciones a Foro TV. Horas después de la explosión el fuego no había podido ser controlado por completo.

El Gobierno de Hidalgo ha hecho un llamamiento a los habitantes de Tlahuelilpan (15.000 habitantes) para que se mantengan lejos del lugar de la explosión y permanezcan, en la medida de lo posible, en sus hogares. El gobernador de Hidalgo ha confirmado que se trataba de una toma clandestina y que los fallecidos han muerto calcinados. La fuga se produjo a las cinco de la tarde hora local en una zona de cultivo alejada de las casas.

Varias unidades de bomberos y ambulancias se han desplegado en la zona, pero la mayoría de heridos, con heridas de gravedad están siendo trasladados en helicóptero. “Personal especializado de Petróleos Mexicanos (Pemex), en coordinación con autoridades federales y locales, atiende el incendio y apoyan a la población que resultó afectada por este suceso ocasionado por una toma clandestina”, ha informado la petrolera estatal.

En diciembre de 2010 se produjo un incidente similar en San Martín Texmelucan (Puebla). En aquella ocasión fueron 29 las personas finalmente fallecidas después de la explosión de miles de litros de combustible que escaparon de los ductos de Pemex a través de una toma clandestina. Era el preámbulo del negocio del huachicol —como se conoce popularmente el robo de carburante— en la región. La detonación se produjo cuando la fuga de diésel llegó hasta la zona urbana durante la madrugada, una chispa provocó el incendio que dejó 52 heridos. El Gobierno mexicano nunca dio con los responsables directos de aquella tragedia.

Autor: Megami
Etiquetas