UN FÁRMACO EXPERIMENTAL LOGRA RALENTIZAR EL ALZHÉIMER

La multinacional de hemoderivados Grifols ha presentado este sábado los resultados de un ensayo clínico que demuestra una ralentización del 61% en la progresión del Alzhéimer en pacientes de estadio moderado, en un nuevo paso hacia una posible vía de tratamiento contra esta enfermedad neurodegenerativa en algunos pacientes.

El ensayo, denominado Ambar (Alzhéimer Management By Albumin Replacement), ha contado con la participación de 496 pacientes de 41 hospitales de Estados Unidos y España.

El tratamiento se basa en la hipótesis de que la mayoría de la beta-amiloide, proteína que se acumula en el cerebro de los pacientes con Alzheimer, circula en el plasma ligado a la albúmina. Su extracción la desplaza del cerebro al plasma, lo que limita el impacto de esta enfermedad en las funciones cognitivas de la persona.

Según Grifols, en la población de pacientes con Alzhéimer en estadio moderado, los resultados han demostrado, con significación estadística, una ralentización del 61% en la progresión de la enfermedad, mejorando tanto la capacidad cognitiva como de desarrollo de actividades cotidianas. En el grupo de pacientes en estadio leve los resultados no han alcanzado una significación estadística en la ralentización en el progreso de la enfermedad.

El presidente de Grifols, Víctor Grifols, sostiene que estos resultados “abren una nueva vía en el tratamiento de la enfermedad de alzhéimer” y ha remarcado que su compañía “seguirá explorando el potencial de las proteínas plasmáticas y del recambio plasmático en estudios posteriores”.

La última etapa en el desarrollo del nuevo fármaco consiste en la rectificación de los resultados obtenidos hasta el momento en muestras mayores de enfermos, y luego, obtener su aprobación por parte de las autoridades sanitarias para que sea comercializado.

[sam_pro id=1_7 codes=”true”]

 

 

 

Entradas relacionadas